Inicio > Historias > Me compraré un rotulador

Me compraré un rotulador

Quién le iba a decir a ella, tres años después de sentarse ante esa cartilla cuya portada era tan horrenda, que iba a agradecer tanto a aquella maestra que le enseñase para qué servía. Ahora la portada no era mucho más bonita, pero la edición era más antigua, lo cual le confería un toque señorial. Ante ella se hallaban ochocientas tres páginas dispuestas a ser devoradas. Empezó con apremio, como quien cree emprender una tarea inabarcable.

Todas las familias dichosas se parecen, y las desgraciadas, lo son cada una a su manera. Automáticamente su cerebro cambió “familias” por “niñas”, y “son” por “somos”. Quedaba, en su percepción infantil, una eternidad como para prever el divorcio de Ana y Karenin, y ella se sentía tan a su manera, no sólo en su tristeza sino en su existencia, que prefería hundirse en ese océano de letras entre las cuales nadie hacía preguntas, nadie murmuraba, nadie se reía de ella, porque en esa escena ella no era más que un observador omnisciente en el que nadie repara.

Entre esas páginas ella era ajena a las miradas de preocupación de su madre mientras pensaba por qué su hija no era como el resto de niñas. ¿Qué le importa? ¿Por qué se preocupan tanto por mí? Probablemente porque perciben que en todo eso hay algo que no pueden comprender. No lo decía ella, sino Vronski, que poco después continuaba con unas palabras que la impactaron tanto, en las que, precísamente por ese hecho, ella se prohibió detenerse. Y los demás se obstinan en enseñarnos a vivir. No tienen ni idea de lo que es la felicidad, ignoran que sin ese amor no habría para nosotros ni alegría ni dolor en el mundo, y la vida misma no existiría.

Prosiguió enfrascada en su lectura. Todo exceso de humildad trae en la mayoría de la gente una reacción violenta. No entendió el significado de esa frase, pero durante unos instantes la retuvo sin saber que, entre otras cosas, la idea que trataba de transmitir el autor iba a dar sentido a gran parte de lo que le iba a suceder en el futuro. La lectura la absorbía, y, al mismo tiempo, la absolvía del pecado de la distinción, de la diferencia, de la rareza de la que huye una niña que es capaz de escapar únicamente como sólo unos pocos lo hacen, leyendo, lo que la vuelve a sumir en esa minoría absoluta a la que ya se siente íntimamente ligada. El libro, y ella eran sólo el libro. No necesitaba más. Aprendió a reducir únicamente sus deseos a sus necesidades desde el mismo día en el que abrió aquella cartilla y empezó a leer “mimamámemima”, en lugar de aquel “mipapámemima” que ella tanto habría deseado.

Sin embargo, aunque al principio resultara tan imposible como las grandes empresas en sus comienzos, el libro se terminaba. Triste, llegó al último párrafo. Yo sentiré siempre una barrera entre el santuario de mi alma y el alma de los demás. "Y yo también". No se resignaba a terminar el libro, a salir de él, a abandonar la aspereza de las páginas de la novela para volver al tacto de la realidad, así que decidió echar la vista atrás. Seguro que su memoria ya había olvidado muchos de los detalles que en algún momento habían sido relevantes.

Al retroceder se quedó atónita. Impávida. Impertérrita. Y lo que es peor, sin más sinónimos que reafirmaran su estado. No podía ser. Las ochocientas una páginas anteriores estaban en blanco. Enmudeció. No fue capaz ni de llorar. Segundos después, sabiéndose desprovista de los más de ocho centenares de cuadros literarios de los que había disfrutado, decidió terminar el libro. Aunque lo terminara, mientras no lo cerrase, conservaría al menos el último y el penúltimo vestigio de un tesoro, un escenario en el que se encontraba satisfecha consigo misma precisamente porque no formaba parte de él.

¡Qué importa! Mi vida interior ya no estará a merced de los acontecimientos. Cada minuto de mi vida tendrá un sentido indiscutible, y en mi poder estará imprimirlo a cada una de mis acciones: ¡el sentido del bien!

Rompió a Llorar. Primero dos lagrimitas que presagiaban la tormenta y que le regalaron el tiempo justo para ir hasta la puerta y cerrarla, evitando así que su madre se percatara del asunto. Después un torrente. La vista se le nubló. Soltó el libro para secarse los ojos. Igual que a Levin, a ella ahora tampoco le importaba Era consciente de que la lección que había aprendido a través de ese relato, y que en ese momento se manifestaba de una forma tan primaria que ella no había sido capaz de prever, era y es indeleble.

Palabras para el blogcionario: libro, detalle, página, puerta, momento, lección.

2006-11-15 | 02:24 | Paradojicamente inclasificable | 8 diretes | Este post

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://insectopia.blogalia.com//trackbacks/44605

Comentarios

1
De: Tiza Fecha: 2006-11-15 09:47

Para empezar casi como la canción de Bisbal....prosigue mucho mejor!



2
De: Entomólogo Fecha: 2006-11-15 15:31

"La felicidad no es el mar y su horizonte
La felicidad es el rojo y el azul de tus rotuladores..." P.B.



3
De: Ru Fecha: 2006-11-16 01:30

Carioca JOY!

libro:de reclamaciones
detalle:pequeños
página:217
puerta:engrasar
momento:para el..
lección:lo importante no es aprenderla,sino saber elegir quien te la enseñe...

(un beso)



4
De: Luar Fecha: 2006-11-16 10:02

no he leído el libro, pero sí he tenido esa necesidad que quedarme a vivir en uno, de preferirlo a la realidad. mejor escribirlos, no?



5
De: belga_seg Fecha: 2006-11-16 22:33


libro:el que me da miedito...
detalle:regalitos pequeños en forma pero inmensos en significado.
página:en blanco, para que la rellenes tú con un guión magistral de los tuyos
puerta:el primero de la "revolución aragonés"
momento:los hay precisos y preciosos
lección:no se considera como tal hasta que eres incapaz de olvidarla.

un besito!!



6
De: Lapli Fecha: 2006-11-19 23:28

Buah! increible... me encanta!
Yo te lo regalo ;P



7
De: óscar Fecha: 2006-11-21 02:11

Para mí la lectura es el tiempo que me dedico cada día integramente a mí, en el que estoy yo solo frente a mi libro. Y fíjate, me gusta leer mientras voy en tren al trabajo y me siento completamente aislado a pesar de estar completamente rodeado.
Un beso insecto.



8
De: Mumbai Escorts Fecha: 2018-11-24 19:03

The author of this article has done a great job. He has written this article so well that it made me to share this content in my social network site. Good job!!


http://www.taniyakapoor.in/


Taniya Kapoor


Mumbai Escorts


Mumbai Call Girls


Mumbai Independent Escorts


Mumbai Elite Escorts


Mumbai VIP Escorts


Escorts in Mumbai


Mumbai Escorts Services




Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 18.212.93.234 (87cbf55497)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

  

Van diciendo...
  • Lucille F. Parham en Sin título
  • Lucille F. Parham en Sin título
  • Lucille F. Parham en Sin título
  • Lucille F. Parham en Sin título
  • Lucille F. Parham en Sin título
  • Pune Escorts en Dama caliente (nada más lejos de la realidad)
  • Pune Escorts en Inauguración y supervivencia
  • Pune Escorts en Perdonen las disculpas
  • Pune Escorts en El amor, por George Lucas y Luis Ramiro
  • Pune Escorts en Cinema parafrisio

  • Desvaríos varios categóricos
  • Café con
  • Conversaciones
  • El juego de Hollywood
  • Mi vida sin mí
  • Otras chicas del montón
  • Paradojicamente inclasificable
  • Tengo una cita

  • Enlaces

    Con los que me rozo:
    -Aborto
    -Ángeles disfrazados
    -Ayuda al pobre cortometrajista pobre
    -De carne y verso
    -De la cabeza a la red
    -El diablo viste de Zara
    -El guionista hastiado
    -El hijo la Teresa
    -El musolari errante
    -En clave de luna
    -Espoiler
    -Helarte...
    -Jldarwings
    -Kiukara
    -La cinefilia
    -La corrala
    -La talla de lo que somos
    -La zona fótica
    -Las cosas que yo vi
    -Las crónicas del Alcancero
    -Lolaberinto
    -London tales
    -Mala mujer
    -Me llamo Blog, James Blog
    -Nacho Vigalondo
    -Océano de Gondal
    -Pasemos al plan b
    -Pedro Almodóvar Blog
    -Mis soliloquios

    Camuflándome con ellos:
    -Álvaro Fraile
    -Javier Maroto
    -Miguel Domingo
    -Tiza
    -Icíar


    No muerdo
    insectodepalo@gmail.com

    Detrás
    <Diciembre 2018
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
              1 2
    3 4 5 6 7 8 9
    10 11 12 13 14 15 16
    17 18 19 20 21 22 23
    24 25 26 27 28 29 30
    31            
    Blogalia